domingo, 8 de mayo de 2011

Pesadillas al mediodía!



Mi último caso registrado por CE fue Pesadillas al mediodía. Debo admitir que en este libro mi percepción de lo otro se vio afectada por los conflictos internos que pasaba en ese momento. En efecto me sentía dentro de una caja con todas las desgracias dentro. ¿Te has sentido así? Yo varias veces y no es precisamente my agradable.  Esta historia habla de Nicolás un chico que a perdido recientemente a su madre y que ahora vive con una tía. Él sabe que la muerte de su mamá fue provocada por el demonio de la Asedia, conocido popularmente como uno de los siete pecados capitales que es provocado por: el demonio de la pereza. A Nico lo conocí a través de la profesora Alba, amiga entrañable y experta en sueños, tanto en el orden físico como metafísico, o si prefieres llamarlos paranormales. Ella investiga por qué soñamos lo que soñamos. Pretendo entrevistarla para este blog.


    En fin, casualmente me enrede en este asunto de sueños, pesadilla y corredores mentales llenos de laberintos, donde aprendí  sobre demonios y ordenes religiosas extrañas, únicas como lo son los Cistercienses, monjes que se encargan de mantener a raya al demonio de la pereza... Fue una lucha desigual, porque contra lo maligno nunca se sabe si se va a vencer o a tener una batalla justa, pero gracias al trabajo en conjunto, a las habilidades de todos los implicados y a la soberbia de los demonios (que eso siempre los pierde, no hay ser más vanidoso que un diablo endiablado) se consiguió esta historia. Agradezco a Enrique Torralba excelente ilustrador mexicano el trabajo realizado para interpretar de manera fabulosa el mundo onírico encerrado en este caso, en este texto...

   Tiene poco circulando en las librerías, si no la encuentras pídela, si no te la consiguen entonces dímelo, porque debe ser algún pequeño maléfico que los trata de esconder para que no conozcas cómo y dónde atacarlos...

1 comentario: